Somos una Organización sin fines de lucro dedicada a brindar asistencia integral a personas con pérdida auditiva. Desde nuestro nacimiento en julio de 1952, creamos una institución sostenida por los lineamientos del mutualismo que trabaja en la mejora de la calidad de vida de las personas hipoacúsicas.

Con más de 60 años de trabajo continuo, prestamos servicios a cerca de 40.000 personas en 46 consultorios de 22 provincias del país.

PASADO Y PRESENTE

Historia

La Mutualidad Argentina de Hipoacúsicos (MAH) fue fundada el 20 de julio de 1952 en un edificio de la calle Venezuela con el nombre de Mutualidad Argentina de Sordos. Por aquel tiempo la Argentina transitaba una profunda crisis económica provocada por la recuperación de los países europeos en la posguerra. La transformación mundial había acarreado un problema aún más complejo: los inconvenientes para la importación de artículos de alta tecnología, pilas, repuestos y cualquier otro elemento de uso vital para las personas con discapacidad auditiva.

Con fuerte convicción, un grupo de hipoacúsicos decidió reunirse para crear una institución sostenida por los lineamientos del mutualismo. Las bases fundamentales del sistema de ayuda mutua estaban orientadas por los principios de solidaridad, objetivos comunes y una idea de financiamiento establecida mediante el propio aporte periódico de los socios que conformaran la Mutualidad.

El primer servicio que brindó nuestra Institución fue el mantenimiento técnico de audífonos que ya habían sido adquiridos por los socios en otros lugares. Más tarde, se incorporaría un médico otorrinolaringólogo y un técnico para la toma de impresiones de oído.

Al año siguiente de su fundación, la MAH contaba con más de 500 miembros, razón por la cual, en 1954 se muda a un local en el 1º piso de la calle Hipólito Yrigoyen 650. Ese año fue clave para el desarrollo de la Institución ya que se logró extender el proyecto a los socios del interior del país con la apertura del primer consultorio en la ciudad de La Plata. A principios de 1961 la Mutualidad brindaba servicios médicos especializados, poseía gabinetes de audiometría, taller técnico de reparaciones, sistema de adjudicación de audífonos, accesorios y consultoría jurídica.

El crecimiento continuó y en 1964 se recibieron donaciones de socios de todo el país. A este apoyo, se sumó el otorgamiento de un crédito por parte del Banco Hipotecario, lo cual posibilitó que la MAH adquiriera su primera propiedad y que en enero de 1967 se muda a la actual Sede Central en la calle Cangallo, hoy Tte. Gral. Perón 1654.

En cuanto al progreso científico-técnico, la Mutualidad inició relaciones con uno de los mayores proveedores de audífonos del mundo: Oticon A.S. Desde ese momento, se actualizó el taller de reparaciones con aportes hechos por dicha empresa y, hasta el día de hoy, ese vínculo se mantiene.

En 1981 se crea el cargo de Director Médico Administrativo, denominación que se mantuvo por casi 20 años, hasta que fue reemplazada por el cargo de Director General. En diciembre de 1982, después de haber vivido 30 años bajo el nombre de Mutualidad Argentina de Sordos, se decide cambiarlo por Mutualidad Argentina de Hipoacúsicos.

A partir de 1985, se inicia la renovación ininterrumpida de las Comisiones Directivas de acuerdo a lo estipulado por el Estatuto. Entrados los años 90, el número de socios activos continuó creciendo lo que significó la apertura de más consultorios, más de 46 en todo el país. Actualmente, el número de socios supera los 40.000.

  

 

 

La MAH en Facebook