Para un buen cuidado y un mejor rendimiento de su audífono, pilas y molde, tenga en cuenta los siguientes consejos:

Audífono:

  • No exponerlo a calores intensos, humedad o lluvia.
  • Sacárselo al bañarse.
  • En épocas de calor, secarlo varias veces por día con pañuelos de papel o una gamuza.
  • Por las noches, colocarlo en un deshidratador.
  • Evitar los golpes y las caídas.
  • Hacerle una limpieza y mantenimiento general, en nuestro Laboratorio Técnico cada 6 meses.
  • Quitárselo al ponerse spray o tintura para el pelo, perfumes, lociones y repelente de mosquitos.
  • Apagarlo antes de retirarlo de su oído.
  • Controlar que el volumen no esté al máximo cuando lo encienda.

Ante un desperfecto o rotura, no intente arreglarlo, por favor diríjase al Laboratorio Técnico de la Sede Central o a cualquiera de nuestros consultorios en todo el país.

Pilas:

  • Abrir el audífono y quitar las pilas siempre que no lo use.
  • No mezclar las pilas viejas con las nuevas.
  • No dejar que sus pilas estén en contacto entre sí o con elementos metálicos como monedas o llaves.
  • Tener siempre a mano una pila de repuesto.
  • Guardarlas en lugar fresco y seco.
  • Si usa acumuladores, renovarlos cada año.
  • Si nota que la pila tiene humedad o está cubierta por un polvo blanco, no la use porque dañará el audífono.

Molde:

  • Cambiarlo una vez por año.
  • Controlar que no queden gotas de agua o cerumen en el tubo plástico o espagueti que conecta el molde con el audífono.
  • Cambiar el espagueti cuando esté rígido, amarillento, roto o desprendido del molde.
  • Limpiar el molde, por lo menos dos veces por semana, de la siguiente manera:
  • Desconectar el molde, con el espagueti, del audífono.
  • Sumergir el molde completo: en un recipiente con agua jabonosa (y dejarlo unas horas) o en un recipiente con pastillas efervescentes.
  • Enjuagarlo con agua fría y secarlo.
  • Soplar por el extremo del espagueti para sacar restos de agua.